Cómo evitar taponamientos en la bomba de concreto

Dentro de la industria de la construcción, por años se han buscado las mejores soluciones para agilizar los trabajos a realizar, y uno de los más importantes es el transporte de mercancía y materiales para concretar los proyectos de construcción, y la bomba de concreto resalta por su utilidad al transportar el concreto y permitir elevar el material a las alturas; con este tipo de maquinaria es posible crear las magníficas construcciones con mayor rapidez, desde grandes edificios, conjuntos habitacionales u obras de arquitectura e ingeniería civil como los puentes.

Al tener el concreto disponible, que es uno de los materiales más utilizados en todo tipo de construcción, es posible reducir en costes, pero también en tiempos de producción, especialmente en los lugares donde las condiciones son más adversas y es más difícil conseguir el material que se va a utilizar durante las labores, y que podría hacer imposible la ejecución del trabajo dentro de un plazo de tiempo establecido.

Gracias a las grandes máquinas, los constructores, arquitectos e ingenieros han hecho posible la realización de los proyectos de construcción más modernos, especialmente porque las bombas de hormigón o de concreto permiten que el vertido del material sea mecanizado, y por ello el presupuesto final puede ser menor, ya que se acorta el tiempo de las obras de construcción y se puede crear un presupuesto con los costos fijos, pero además es posible reducir la cantidad de personas que van a trabajar en el proyecto, y de forma más concreta, en el vertido del material.

Por estas razones el uso de la maquinaria para bombear el concreto es la mejor forma de verter el concreto; pero antes de hablar de las problemáticas que pueden presentarse durante el trabajo, es importante saber que hay diferentes tipos de bombas para el vertido del concreto o del hormigón y que de su elección también depende la calidad del resultado final y del presupuesto para la obra de construcción.

Al elegir las bombas de mezclado de concreto debemos saber que este material, aunque es el más utilizado en la construcción, también es el más difícil de trabajar, pues una vez que endurece no hay marcha atrás, además el mezclado debe ser realizado con conocimiento y gran profesionalidad para obtener las características de dureza y resistencia que tanto necesita la construcción moderna, y para esto encontramos los siguientes tipos de bomba de concreto:

Bombas estacionarias

Este tipo de bombas cuentan con tres tipos de sistemas de bombeo, los cuales varían dependiendo de las marcas y de las especificaciones de cada equipo, y dentro de estas encontramos tres diferentes modelos:

  • Bombas con válvulas oscilantes. Estas son las máquinas más utilizadas para cuando se va a trabajar con un tamaño de piedras grandes, ya que el sistema contiene una válvula que va cambiando de cilindro en cilindro para bombear el concreto por una sola salida, y este sale girando por medio de un empaque de riñón, el cual permite que el concreto salga.
  • Comba con sistema de bolas. Estas máquinas se componen por dos balines que se encuentran separados por recámaras, donde los cilindros de material van absorbiendo el concreto y luego lo dejan pasar por medio de una fuerza de presión, que lleva a la salida al material.
  • Bomba con válvula de tipo S. Estas máquinas se utilizan para realizar el bombeo de alta presión, ya que se componen por una sola válvula y el concreto pasa a través de esta.

Este tipo de bombas se adaptan a las características de la obra y a las necesidades del trabajo, por lo que pueden utilizarse para aplicaciones específicas en las labores de construcción, actuando sobre diferentes tipos de lechada o de concreto. Podemos encontrar bombas con un diámetro de 125, 150, 180 o 200 mm y la diferencia entre cada una es el caudal, que permite obtener de 23 a 200 metros cúbicos por hora.

Autobombas

Este tipo de bombas son las más utilizadas en los proyectos más grandes, ya que cuentan con un gran alcance y permiten maximizar la eficiencia y productividad; entre estas podemos encontrar:

  • Bomba pluma. Es un camión grande con una bomba a bordo, por lo que el alcance puede ser mayor.
  • Bombas de línea. Un tipo de bomba portátil, que puede circular por toda la obra y es la que más se utiliza para realizar las labores de lechada, vertido de mortero, de concreto o de hormigón.
  • Bomba de hormigón. Es un tipo de bomba que se utiliza para verter el material en áreas donde un camión grúa o una maquinaria más grande no puede llegar; a pesar de ser de tamaño medio pueden verter grandes cantidades de concreto.

La elección del tipo de bomba que un proyecto debe utilizar dependerá del tipo de obra a realizar, de las necesidades que surjan durante las labores y de los metros donde se va a verter el material, y para elegir mejor la bomba de concreto a utilizar se recomienda tomar en cuenta:

  • El tipo de concreto o de mezcla que se va a utilizar.
  • El tamaño del material agregado que se utilizará para la mezcla.
  • El volumen de material que el proyecto requiere que se bombee.
  • La distancia a la que se debe trasladar el concreto.

Las personas que se dedican a la construcción en algún momento habrán tenido problemas de obstrucciones con la línea de vertido de la bomba, y es importante aclarar que las razones por las que se presentan estas problemáticas siempre pueden prevenirse, ya que estas suelen relacionarse con las operaciones indebidas, es decir elegir una bomba pequeña para la mezcla de piedras muy grandes, o un problema al realizar la mezcla, o la falta de limpieza de las líneas al terminar con una operación anterior.

La falta de capacitación de los trabajadores que se dedican al manejo de este tipo de maquinaria también es una de las causas más frecuentes de que se presenten obstrucciones de las líneas de la bomba; los problemas más frecuentes y sus soluciones son:

Problemáticas relacionadas con la mezcla

Usualmente los trabajadores inexpertos realizan mezcla insuficiente de los materiales para obtener hormigón o concreto, lo cual puede resultar en la separación de las partículas más pesadas, las cuales se desplazan a la parte inferior de la mezcla; para prevenir esta situación se recomienda contar solo con expertos en el mezclado, que utilicen las cantidades adecuadas de cemento, agregados y agua para mantener la mezcla en buenas condiciones.

Otro problema común es el “sangrado” del concreto, que se da porque los materiales agregados (arena, grava, gravilla) no pueden retener uniformemente el agua que se añadió, esto suele ser causado por una arena mal graduada o por un exceso en el líquido que se utilizó. Como solución a esta problemática se puede utilizar una mayor cantidad de cemento, arena o grava para reducir el sangrado, sin volver a agregar más agua, ya que podría agrietarse la mezcla.

El secado prematuro del materiales uno de los problemas más graves, que suelen ocurrir al trabajar en un lugar extremadamente caluroso, o porque el trabajo se haya retrasado y el concreto se haya secado durante la espera; el endurecimiento de la mezcla provoca que esta sea tan gruesa que no pueda bombearse, y esto puede ocasionar una presión demasiado alta para la bomba de concreto. Para evitar estas situaciones no hay nada mejor que la planeación, sin embargo es imposible evitar el trabajo en condiciones adversas y en estos casos se puede utilizar cementos con aditivos, entre los cuales podemos encontrar un retardante.

Es indispensable conocer la capacidad de bombeo y los caballos de fuerza a los que trabaja la maquinaria para poder dimensionar adecuadamente la tubería; del mismo modo se debe tener en cuenta el diámetro de los tubos al momento de elegir el material agregado, ya que algunas piedras pueden resultar demasiado grandes y provocar taponamientos en la tubería.

Al finalizar un trabajo se debe limpiar adecuadamente las tuberías y todo el equipo, ya que dejar residuos sin lugar a dudas provocará taponamientos, y estos serán mucho más difíciles de solucionar porque el concreto habrá endurecido; además los residuos indeseables en la mezcla pueden provocar la segregación o el sangrado del material, por lo que se requiere limpiar adecuadamente la bomba para evitar trabajar doble después.

Pero antes de comenzar a trabajar también es necesario tener disciplina para supervisar el buen estado de los componentes de la maquinaria, con el fin de detectar posibles problemas que puedan provocar el taponamiento, como los dobleces en las mangueras que hayan sido torcidas, en estos casos se recomienda solucionar el problema antes de comenzar a trabajar para no tener retrasos en la obra, ni pérdidas del material y mucho menos, daños en la maquinaria.

Si en tu proyecto de construcción o en tu negocio no cuentas con la maquinaria necesaria para el mezclado de concreto, en Maquinaria Pesada CSF contamos con los mejores modelos de bomba de concreto, que te ayudarán a agilizar las operaciones, maximizar la productividad de los trabajadores de la construcción y cumplir en tiempo y forma con las fechas establecidas de entrega de una obra.

Visita nuestra página web y conoce las máquinas que tenemos para ti.

Publicaciones recientes