Por qué es importante la capacitación para operar una grúa titán

Una de las maquinarias más utilizadas en la actualidad son las grúas, ya que sin su ayuda algunas tareas serían imposibles por la mano humana, o muy difíciles de realizar con otro tipo de herramientas. En las tareas más pesadas, el uso de maquinaria como la grúa titán puede ayudarnos a realizar diferentes trabajos con relativa facilidad.

Trasladar gran cantidad de peso de un lado para otro es muy peligroso para los trabajadores, aunque se ayuden de herramientas como las palas o las carretillas, pueden lesionarse o tardar muchas horas en realizar una sola tarea, la cual en cuestión de minutos podría quedar terminada con la ayuda de la maquinaria correcta, sin la necesidad de realizar un esfuerzo físico extremo o peligroso; sin embargo es de gran importancia que las personas que van a operar una grúa cuenten con el conocimiento y la experiencia en esta labor, tanto con las grúas de tipo titán, como con otro tipo de grúa, ya que un accidente, por muy pequeño que parezca puede llegar a ser fatal debido al gran tamaño de la maquinaria.

Antes de comenzar a operar una grúa es indispensable que se inspeccione, con el fin de verificar que los componentes se encuentran en las mejores condiciones para realizar el trabajo de deslizamiento, carga y descarga.

Si bien una grúa puede parecer una máquina simple, gracias a los diseños con que se fabrican, permiten la realización de las tareas más difíciles en la construcción o en la ingeniería civil, ya que con su ayuda es posible levantar equipo de gran peso, retirar el escombro, armar vigas de acero para carreteras, entre otras labores; esto se debe a que la mayoría de las grúas cuenta con un sistema hidráulico simple, el cual funciona cuando un pistón empuja el aceite hacia abajo, este aceite transmite la fuerza original a un pistón, el cual se acciona hacia arriba.

Las bombas hidráulicas crean una presión, la cual mueve los pistones, y en las grúas encontramos dos tipos de bombas hidráulicas, que pueden ser de desplazamiento variable y de engranajes; la mayoría de las grúas cuentan con bombas de engranajes, los cuales presionan el aceite hidráulico cuando el operador empuja el pedal del acelerador, lo que acciona la bomba y la puede hacer trabajar más rápido para obtener una presión más alta, y de esta forma se pueden levantar estructuras o materiales de muchísimo peso.

Cuando hablamos de una grúa titán, nos referimos a esa maquinaria para cualquier tipo de terreno, con una capacidad para levantar hasta 350 toneladas, con una pluma de más de 20 metros para poder tener un rango más amplio durante la realización de las diferentes maniobras; con este tipo de grúas es posible levantar, elevar o descargar materiales, estructuras, otro tipo de maquinaria o incluso vehículos, con el fin de transportarlos a otro lugar, ya sea dentro o fuera de la obra o trabajo de construcción, este trabajo lo realizan por medio de un gancho que permite operar con seguridad. Reciben el nombre de titán por el tipo de fuerza y peso que soportan y son muy solicitadas dentro de las labores industriales gracias a que tienen una gran capacidad de trabajo y permiten agilizar las operaciones.

Como les hemos contado anteriormente, las grúas de tipo titán se remontan a los tiempos de la Segunda Guerra Mundial, en ese entonces era la grúa más grande y potente; su origen nos habla de la calidad en manufactura, ya que es bien sabido que los nazis eran totalmente perfeccionistas y buscaban obtener los mejores equipos para la construcción de su tercer Reich.

Cuando se trata de operación de grúas, la capacitación es indispensable, ya que esta es una de las formas más eficaces y económicas de garantizar la seguridad y la productividad de los trabajadores, pero también el buen estado de la mercancía con la que se trabaja; del mismo modo es indispensable que el operador conozca sobre los temas más básicos de mantenimiento y prevención de daños en el vehículo, con el fin de mantener en buen estado el motor y las partes de la grúa.

Antes de comenzar a trabajar, se debe verificar la capacidad de las eslingas así como de las cuerdas, además es indispensable saber cuánto pesa la carga con la que se va a trabajar. Una primera inspección antes de comenzar es importante porque nunca se debe usar eslingas dañadas al operar una grúa de cualquier tipo, pero tampoco se debe usar eslingas muy estiradas ni intentar repararlas uno mismo, ya que para esto se requiere de un cambio total de la pieza por parte de un profesional.

Otro punto de gran importancia y que debe ser tomado en cuenta por todo operador capacitado, es que nunca se llegue a superar el límite de capacidad; si bien una grúa titán cuenta con una enorme capacidad y puede llevar a cargar hasta 350 toneladas, se recomienda realizar el cálculo de las mercancías a cargar, ya que exceder el peso podría provocar la caída de la grúa y ser causante de lesiones severas, de fallecimientos y de pérdidas en materiales o en la misma grúa. Además de tomar en cuenta el peso del material a cargar, se recomienda que antes de levantar la carga, el operador recuerde revisarla y asegurarse de que no queden partes suelta que puedan caerse durante la elevación, y si este es el caso, deben retirarse previo al trabajo de carga.

En el proceso de movimiento de cargas, debe asegurarse que la grúa se mueva con suavidad y no realizar movimientos bruscos. Tienes que esperar a que todas las personas abajo se hayan colocado a una distancia segura antes de levantar la carga.

Otro punto muy importante que un operador debe saber es que usualmente las grúas tienen límites de desplazamiento, que suelen ser determinados por el peso de la carga que transportan y al igual que el peso, deben respetarse estos límites.

Por otro lado, si hay algún tipo de problema con la grúa o uno de los elementos no funciona bien se debería evitar el uso de la grúa hasta que la situación o problema se encuentre arreglado, por ejemplo, nunca se debe operar la grúa después de detectar problemas con sus cables; del mismo modo se recomienda mantener adecuadamente engrasados los componentes, especialmente los cables y ganchos para levantar el material.

Un operador capacitado sabe que si ha levantado una carga en el aire, no tendrá que salir de la grúa y dejarla sin supervisión, sino hasta que la carga se encuentre otra vez en su lugar en el piso; esto se debe a que una carga que se encuentra en movimiento de balanceo puede ser muy peligrosa. La carga no debe ser levantada sino hasta que la grúa se encuentre centrada justo por encima de la carga y se deben levantar las cargas solo hasta la altura necesaria para completar la tarea, ya que elevar la carga más de lo que se necesita puede terminar ocasionando un problema.

Capacitación y prevención de accidentes

Cuando ocurre un accidente durante el manejo de grúas suelen provocarse graves lesiones a los operadores, pero también el personal del lugar de trabajo e incluso a las personas en los alrededores corren peligro, ya que se trata de grandes cantidades de materiales y vehículos de un tamaño descomunal, que pueden provocar graves daños a las personas que trabajan o circulan en los alrededores. Lo peor es que la mayoría de los accidentes son producto de un error humano, de la falta de capacitación o de la imprudencia, situaciones que pueden provocar riesgos de seguridad y tiempos de inactividad que finalmente ocasionan daños económicos a las empresas. Sin embargo, los accidentes se pueden minimizar o prevenir por medio de una capacitación adecuada para que el operador conozca el correcto uso de la grúa y las medidas de prevención.

Al operar una grúa titán la capacitación para operadores es aún más importante, ya que se trata de maquinaria de gran tamaño y peso, cuyo uso es mucho más profesional que el de la maquinaria semipesada. Esta capacitación además otorga a los operadores el conocimiento para poder disminuir los errores durante el trabajo, que pueden producir periodos de inactividad innecesarios, daños a los equipos o a los materiales.

Dentro de toda obra de construcción, la seguridad es lo más importante, por ello se recomienda implementar extensas capacitaciones e instrucción especializadas a todo el personal de trabajo, pero muy especialmente a los operadores de grúa., con el fin de que conozcan bien los componentes, ensambles, partes y funciones de la grúa, las reglas de operación, localización e izaje de carga con precisión, las técnicas para mantener la carga adecuadamente, sin que se mueva o balancee, un lenguaje de señas para evitar las distracciones, entre otros puntos para salvaguardar la seguridad de trabajadores, mercancía y equipos.

Otra de las formas de asegurarse de que las operaciones sean correctas es adquiriendo equipos de excelente calidad, sin importar si son nuevos o de segunda mano; en Maquinaria Pesada CSF contamos con los mejores modelos de grúa titán y de otras máquinas para que el trabajo en tu construcción sea de lo más seguro y efectivo.

Visita nuestra página web y conoce los modelos que tenemos para ti.

Publicaciones recientes