El hombre siempre ha sido un ser al que le ha gustado construir cosas, explorar, experimentar, derrumbar y volver a construir. Por ello a lo largo de la historia humana, ha habido construcciones magníficas, descubrimientos extraordinarios y réplicas de edificios bastante precisas y agradables a la vista.

Pero en muchas ocasiones los instrumentos utilizados en una obra ya no son más de utilidad por diferentes razones. La tecnología avanza a pasos agigantados y cada día surgen más y nuevas técnicas, herramientas y equipos que reemplazan a los anteriores, sin embargo la maquinaria pesada usada no deja de ser funcional porque nuevos equipos sean lanzados al mercado, al contrario, el haber sido un equipo utilizado en alguna obra y el resultado de ésta es la prueba de su calidad y funcionalidad.

maquinaria pesada usada

Las grandes empresas y compañías constructoras suelen utilizar equipo pesado como camiones, excavadoras y grúas para llevar a cabo las obras que les son solicitadas, sin embargo, como muchas otras empresas, este tipo de organizaciones siempre tratan de estar a la vanguardia, actualizadas y tener el mejor equipo disponible para mejorar su servicio y llevar sus proyectos y los de sus clientes a buen puerto.

Sin embargo, es necesario decir que tener el equipo más nuevo no implica necesariamente mejorar. En el caso de la gran maquinaria utilizada para la construcción, demolición o la minería, las diferencias entre los equipos nuevos y los “viejos” no es mucha, quizás algunas implementaciones tecnológicas que tienen más que ver con el lujo y la estética, los materiales utilizados para su fabricación y quizás en la facilidad de su uso.

Pero en lo que se refiere a funcionalidad y durabilidad, la maquinaria pesada usada y la nueva, prácticamente son iguales. En algunos casos incluso la maquinaria menos nueva tiene una durabilidad envidiable, mientras los nuevos equipos lanzados al mercado pueden ser más frágiles y delicados debido a la tecnología implementada en sus controles y mecanismos y el delicado mantenimiento que requieren.

Algunos modelos de equipos pasados son bastante resistentes y flexibles en su uso. Una retroexcavadora, por ejemplo, puede ser utilizada todo el día, puede usarse para mover tierra, cascajo, para excavar, incluso para realizar mezclas de arena, cemento y grava en lugares donde una revolvedora no puede acceder, puede mojarse y ser empleada para hacer algunas tareas, incluso para las que no fue específicamente diseñada (sin llegar a los extremos) y sin problemas la máquina sigue trabajando.

Con muchos de los nuevos modelos se debe ser mucho más cuidadoso, pues estos no pueden ser expuestos demasiado al agua ni realizar funciones para las que no fueron fabricados pues sufrirían descomposturas o averías, e incluso tienen un límite de tiempo en su uso por lo que se requiere dar descanso a sus mecanismos, de lo contrario también podrían averiarse.

Las refacciones para la maquinaria pesada usada son relativamente fáciles de conseguir. Debido a que los mecanismos del equipo clásico de construcción, demolición o excavación están conformados por engranes, bujías, bombas, rosetas y demás, refacciones que se pueden conseguir en talleres mecánicos y tiendas especializadas sin problemas, incluso el conductor, si conoce bien su equipo, puede realizar las reparaciones pertinentes.

En el caso de los equipos nuevos es diferente. Debido a la implementación de las nuevas tecnologías, muchas de las refacciones son difíciles de conseguir incluso en las tiendas especializadas y se requiere de un ingeniero especializado para realizar las reparaciones debido a la complejidad de los sistemas y mecanismos.

Es necesario aclarar que la maquinaria nueva que se lanza al mercado es de gran calidad y bastante funcional y su uso ofrece varias ventajas, no por nada es utilizada por un gran número de constructoras y los fabricantes se esfuerzan por diseñar nuevos modelos con más implementaciones tecnológicas, pero al mismo tiempo hay maquinaria pesada usada, modelos anteriores que siguen siendo funcionales y pueden competir con los nuevos y realizar un trabajo igual de bueno, maquinaria cuyo uso también ofrece varias ventajas.

Maquinaria Pesada CSF es una empresa mexicana especialista en el área, nuestros equipos son sinónimo de calidad y excelencia, además de tener precios accesibles para los empresarios mexicanos que requieran invertir en muy buen equipo para la construcción, excavación o demolición de cualquier tipo.

maquinaria pesada usada

Nuestra gama de modelos y maquinaria es amplia, contamos con todo un arsenal de herramientas para la satisfacción de las necesidades del cliente más exigente. En nuestro inventario contamos con excavadoras, retroexcavadoras, camiones de volteo, grúas, tractores, camiones dosificadores, camiones hormigoneros, bombas de concreto, compactadoras, generadores, compresoras, pipas, etcétera, cualquier máquina requerida para el trabajo pesado, nosotros la tenemos.

En Maquinaria Pesada CSF estamos especializados en la compra y venta de maquinaria pesada usada. Sí, usada, pero no por ello de menor calidad. Todos nuestros equipos están en perfectas condiciones y tienen un tiempo de vida útil y funcional y una durabilidad extensas, además nuestro equipo humano, mecánicos, ingenieros y conductores, está perfectamente capacitado para el manejo, cuidado y mantenimiento de la maquinaria, por ello es que todo camión, grúa o tractor llega a las manos del cliente en un estado óptimo para su uso.

Tenemos una década de experiencia en el mercado, por ello le invitamos a conocernos y contactar a nuestro equipo de expertos que le asesorarán para elegir el mejor equipo que requiera para sus obras y trabajos con base en sus necesidades y requerimientos.

Somos Maquinaria Pesada CSF y nuestro mejor respaldo son nuestros 10 años de experiencia en el mercado con nuestros más de 6,000 clientes satisfechos.